Noticias

En esta sección podrá conocer todos los eventos y últimas noticias de nuestra concesión. Le mantendremos totalmente informado.

Opel Mokka SUV: Compacto en Tamaño, Grande en Aptitudes

Opel Mokka SUV: Compacto en Tamaño, Grande en Aptitudes

El Nuevo Opel Mokka ha capturado ya los corazones de sus potenciales clientes. Listo para que comiencen sus ventas, ya se han recibido en toda Europa más de 40.000 pedidos del nuevo SUV (a principios de Octubre). La demanda ha sido especialmente alta en Alemania, el Reino Unido, Italia y Rusia. Con el Mokka, del que se pueden realizar pedidos desde el pasado mes de Junio, Opel es el primer fabricante de coches alemán que entra en el segmento de rápido crecimiento de los Sport Utility Vehicles (vehículos recreacionales) sub-compactos (segmento SUV-B). La versión de acceso a la gama Mokka, el 1.6 ecoFLEX con 115 CV/85 kW se ofrece en España desde los 18.120 Euros (precio de venta al público recomendado con impuestos incluidos). Además, una versión de gasolina con turbocompresor que ofrece 140 CV/103 kW de potencia y un diesel 1.7 litros con 130 CV/96 kW se incluyen también en la gama de motorizaciones del Mokka.

“Ahora que tenemos el Mokka, comienza un nuevo capítulo en nuestra ofensiva de producto. Nuestro éxito en la recepción de pedidos demuestra que el Mokka es acertado. Sus tecnologías, dinamismo y diseño audaz, atrae el gusto de nuestros clientes. Establece nuevos estándares en su segmento”, dice el Vicepresidente de Ventas, Marketing y Posventa de Opel, Alfred E. Rieck.

A pesar de sus 4,28 m el Mokka acomoda de forma generosa a cinco ocupantes en una posición dominante. También cumple la promesa de Opel de combinar el diseño atractivo con tecnologías innovadoras y funcionalidades de categoría superior, haciéndolas asequibles a una mayor número de clientes. Además, el Opel Mokka introduce asientos ergonómicos por primera vez en el mercado de SUV sub-compactos, así como el sistema de iluminación adaptativa (AFL+) y el sistema integrado de transporte de bicicletas FlexFix. Los elementos que mejoran la experiencia de conducción en toda la gama Mokka incluyen el Control Electrónico de Estabilidad (ESP), el Control de Tracción (TC), así como el Sistema de Arranque en Rampas (HSA) y el Sistema de Control de Descenso (HDC). Además de la tracción delantera (FWD), el Mokka se puede equipar con un sistema inteligente de tracción total (AWD). La tecnología opcional de tracción AWD reconoce automáticamente cuando es necesaria la tracción en las cuatro ruedas y asegura que se proporcione al máximo nivel cuando es necesaria.
Tracción delantera o total: Conducción dinámica para estilos de vida activos

El Opel Mokka mezcla la funcionalidad y una confortable posición elevada de los asientos que aporta gran sabor aventurero. Uno de los puntos clave de desarrollo del Mokka fuel el chasis, que fue diseñado y puesto a punto en Alemania. El chasis del Mokka ha sido hecho a la medida de las necesidades diarias de los clientes europeos y también es muy adecuado para condiciones off-road.

Además de con tracción delantera (FWD), el Mokka se puede equipar con una tecnología de tracción total (AWD) para una mejor tracción y comportamiento. La tecnología AWD es eficiente, ingeniosa y asequible. Los componentes principales del sistema de tracción AWD son el diferencial del eje delantero, el eje cardan, el grupo 4x4 del eje trasero y el módulo de control, así como el embrague multidisco electromagnético. Además, los sensores aportan continuamente datos a los módulos de control. Cuando el firme de la carretera está seco, las ruedas delanteras propulsan el vehículo, lo que significa que el consumo se mantiene bajo. Dependiendo de las condiciones de la carretera la distribución de par varía de un 100% a las ruedas delanteras hasta un máximo del 50% a cada uno de los ejes, por ejemplo cuando la carretera está cubierta por una fina capa de agua. Cuando es necesario, el repartidor electrónico de par (TTD) traslada de forma automática e imperceptible par a las ruedas traseras. El sistema de tracción AWD destaca aún más las características ya de por sí ágiles del comportamiento del Mokka. Esto es especialmente evidente cuando el vehículo ha de arrancar con rapidez o se negocian curvas muy cerradas a alta velocidad. Se activa automáticamente en una fracción de segundo tan pronto como se detecta que una rueda patina por una pérdida de tracción. El sistema también reconoce cuando la tracción total no es necesaria. Ofrece incluso mejor comportamiento en curvas y ofrece la máxima tracción en esas situaciones. El sistema AWD completo con todos sus componentes sólo pesa 65 kg, de forma que el coche sigue siendo eficiente y respetuoso con el medio ambiente.
El chasis del Mokka asegura las mejores prestaciones de conducción y comportamiento incluso bajo condiciones difíciles de la carretera. Para lograrlo, los ingenieros de Opel han desarrollado aún más las probadas torretas McPherson en el eje delantero. Se ha añadido un muelle de compensación de carga lateral para compensar las fuerzas laterales. También se han instalado soportes de las torretas de dos vías, estabilizadoras más gruesas y cojinetes de doble protección para mejorar la experiencia de comportamiento, así como para optimizar las características de ruidos y vibraciones del coche. En la suspensión trasera, el equipo de ingeniería de Opel ha incluido un brazo de torsión de sección tubular en forma de U por delante de las ruedas traseras. 
Además, para sacar el máximo partido al chasis del coche, los ingenieros de Opel se decantaron por una avanzada dirección asistida eléctrica (EPS) que es de serie en todos los modelos en Europa y que ofrece un tacto de asistencia de la dirección más sensitiva y con mejor respuesta.
Ágil y eficiente – dos motores de gasolina y un diesel

La potencia es proporcionada por tres eficientes motores. Todas las transmisiones manuales están equipadas con el sistema de ahorro de combustible Start/Stop. La oferta de motores de gasolina disponibles incluye un 1.6 litros atmosférico de 115CV/85kW y 155 Nm de par que necesita sólo 6,5 l/100 km y emite 153 gr/km de CO2 y un 1.4 litros Turbo de 140 CV/103 kW con 200 Nm de par. El motor 1.4 Turbo se ofrecerá inicialmente con una transmisión manual de seis velocidades, pero más adelante estará disponible también con una transmisión automática de seis velocidades. El Mokka 4x4 con turbocompresor manual de seis velocidades alcanza una velocidad máxima de 190 km/h. La aceleración de 0 a 100 km/ se consigue en 9,9 segundos. El consumo combinado es de 6,4 litros cada 100 km, lo que equivale a unas emisiones de 149 gr/km de CO2.

Los clientes que prefieran motores diesel, pueden pedir el Mokka con un 1.7 litros CDTi turbodiésel con 130 CV/96 kW y un par máximo de 300 Nm. Este motor está disponible con una caja de cambios manual de seis velocidades y tracción delantera o tracción a las cuatro ruedas o con una transmisión automática de seis velocidades y tracción delantera. La versión de tracción delantera con caja de cambios manual necesita solo 4,5 litros de combustible en ciclo combinado para recorrer 100 km. Esto equivale a 120 g/km de CO2. El 1.7 CDTi es, por tanto, uno de los vehículos más eficientes en consumo de su segmento. Las cifras de prestaciones hablan por sí solas: con la transmisión manual de seis velocidades y tracción delantera, el Mokka alcanza una velocidad máxima de 187 km/h. Acelerar de 0 hasta 100 km/h sólo lleva 10,5 segundos.

Sistemas claves de asistencia a la conducción con seguridad y confort

Con el nuevo SUV Mokka, Opel ofrece por primera vez sus numerosos y exclusivos sistemas de asistencia a la conducción con ingeniería alemana en el segmento de los SUV sub-compactos. Tecnologías que mejoran tanto la seguridad como el confort y que son exclusivas de Opel son ahora accesibles a un mayor número de clientes. Entre ellas se incluyen el sofisticado Programa de Estabilidad Electrónico (ESP®Plus) con Asistente de Arranque en Rampas (HSA) y Control de Descenso (HDC) para una conducción más confortable en terreno montañoso. El control de tracción, que es de serie en toda la gama Mokka, actúa como un diferencial autoblocante. Evita el patinamiento de las ruedas y apoya al sistema de tracción AWD del Mokka con algoritmos especiales para mejorar el comportamiento del coche. Otro elemento clave de asistencia a la conducción disponible en el Mokka es el Sistema de Iluminación Adaptativa (AFL+) de Opel, que está basado en la tercera generación de faros bixenón. Adapta su intensidad y alcance para lograr la mejor iluminación posible en tráfico urbano, en carreteras y en autopistas. Entre sus funciones se incluye la luz de tiempo adverso, aumento de luz larga, luz estática de giro, luz dinámica de curva, luces de conducción diurna LED y asistente de luz larga. La última función conecta las luces largas automáticamente de forma que el tráfico que circula delante o en sentido contrario no sea deslumbrado.

La segunda generación del sistema de cámara frontal Opel Eye ofrece la base para la función de Alerta de Colisión Frontal (FCA), el sistema de Reconocimiento de Señales de Tráfico (TSR), el Aviso de Cambio Involuntario de Carril (LDW). La Alerta de Colisión Frontal (FCA) avisa al conductor con una señal sonora y visual cuando la colisión con el vehículo precedente es inminente. Además del Aviso de Cambio Involuntario de Carril que alerta al conductor cuando de forma no intencionada abandona el carril por el que circula, los ingenieros han mejorado la función de Reconocimiento de Señales de Tráfico. Aparte de reconocer señales circulares ahora reconoce otras muchas rectangulares en autopistas o áreas de colegios en calles, así como otras muchas relacionadas con límites de velocidad. La cámara también reconoce señales con LED. En este sentido ayuda a evitar infracciones de tráfico y accidentes causados por el cansancio. Aparcar es ahora más fácil gracias a los sensores de aparcamiento delanteros y traseros.

Saludable y cómodo: Asientos ergonómicos AGR y sistema de transporte de bicicletas FlexFix

El Opel Mokka puede ser equipado con asientos ergonómicos que han sido certificados por la AGR – la organización alemana de expertos en salud de la espalda “Aktion Gesunder Rücken e.V”. El asiento del conductor ajustable en ocho vías es el primer asiento que homologa la AGR en el segmento de SUV sub-compactos con su sello. Los asientos ergonómicos han de cumplir una lista de diez criterios entre los que se incluye el soporte lumbar de cuatro ajustes y que el respaldo del asiento se adapte exactamente a la curvatura natural de la columna. Además, el asiento ergonómico ofrece muchos ajustes adicionales como la inclinación y extensión de la banqueta y el apoyo lumbar complementario. Los reposacabezas son ajustables en cuatro vías.

La capacidad de carga del Mokka se puede ampliar con la segunda generación del sistema de transporte de bicicletas FlexFix. El sistema de transporte disponible opcionalmente es exclusivo de Opel y está integrado en el paragolpes trasero del vehículo, por lo que siempre está a bordo y disponible. La versión estándar del FlexFix cuando está instalado en el Mokka está prevista para poder transportar una bicicleta de hasta 30 kg. Gracias a un adaptador de fijación se pueden llevar hasta dos bicicletas más, lo que incrementa la capacidad de carga hasta los 60 kg. Incluso cuando está completamente cargado, el sistema FlexFix se puede inclinar de forma que el portón trasero se pueda abrir fácilmente, ofreciendo un acceso rápido y sencillo al maletero del Mokka. Además, el asiento corrido posterior del Mokka se puede plegar en secciones 60:40, ofreciendo un suelo completamente plano. Con todos estos elementos, el Mokka es la solución perfecta para personas con estilos de vida activos.

Audaz diseño SUV combinado con una funcionalidad refinada 

El nuevo SUV de Opel refleja las tradicionales fortalezas de la marca: Conducción dinámica, flexibilidad para el uso diario y diseño emocional. Con el Mokka, la filosofía de diseño de Opel de combinar “el arte escultural con la precisión alemana” encuentra una nueva expresión en el subsegmento de compactos SUV. El Mokka muestra una marcada actitud con trazos elegantes y esculpidos al mismo tiempo que mantiene una silueta deportiva con líneas de la carrocería musculosas y atléticas. La marcada parrilla delantera, los revestimientos protectores alrededor de los paragolpes y los pasos de rueda están reforzados con la típica forma de “álabe” de Opel en los laterales que se eleva hacia la parte trasera. El carácter deportivo del Mokka también se refuerza con su mayor distancia libre al suelo, lo que también le hace adecuado para caminos de tierra, así como con las anchas vías de 1.540 mm.

El interior del nuevo Mokka también es típico de Opel. El carácter escultural se reproduce en la forma de ala en el panel del salpicadero y en las superficies esculpidas artísticamente en las puertas. Los valores típicos de Opel como la versatilidad y la cómoda funcionalidad son también visibles; desde la configuración doble de la guantera del salpicadero, el compartimento para llevar objetos en el túnel de la consola, hasta los profundos bolsillos tanto en las puertas delanteras como traseras. Con hasta 1.372 litros de volumen de carga y hasta 19 huecos para llevar objetos, las necesidades funcionales de las familias se han tenido claramente en cuenta.

Con estas cualidades el Opel Mokka satisface todos los requerimientos de la vida diaria y es igualmente adecuado para el fin de semana. Como un SUV sub-compacto se siente en casa tanto en los entornos urbanos como fuera de las ciudades. Los estudios han demostrado que el cliente típico de Mokka es una persona de mediana edad y lleva una vida muy activa, en la que las actividades de ocio juegan un papel predominante. Esto es por lo que el Mokka con su gran disponibilidad de opciones y tecnologías exclusivas de Opel como el sistema de cámara frontal Opel Eye o el sistema de transporte de bicicletas FlexFix, es perfecto para personas que quieren repartir su vida entre el trabajo y las actividades de ocio: Con su llamativa apariencia de SUV, el Mokka es muy atractivo muchos nuevos clientes.